Okwanda, Lágrimas negras

lagrimas negras

El fútbol está lleno de historias para guardarlas en el cajón de la mesilla de noche y leerlas antes de cerrar los ojos para acabar el día con una bonita sonrisa, con buenos pensamientos, animando a los sueños a alegrar la noche. Pueden ser simples gestos de regalos de camisetas, de posar para una foto, de firmar un escudo, de regalar un pin o pueden ser gestos más conmovedores como visitar los enfermos de un hospital, los reclusos de una cárcel o las organizaciones de ayuda a los necesitados. Todos llevan un objetivo, intentar hacer feliz un poco a alguien que te lo pide, a alguien que lo necesita y a la vez engrandecer tu corazón. El esfuerzo, a veces, es mínimo, sin embargo su resultado puede ser inmenso, un apretón de manos, una mirada tierna, una bonita sonrisa o una lágrima de felicidad.lágrimas ¿Hay algo más bonito que alguien llore de felicidad por un acto que hayas hecho?.

Mis compañeros de equipo, Miguel y Shilas tuvieron una bonita historia el otro día en Durban. Allí la pobreza está muy presente, los sueldos son muy bajos. Cuando vives en un hotel, al cabo de los días acabas conociendo y familiarizándote con los empleados del hotel. Ellos dos se encariñaron con una de las limpiadoras, la que se encargaba de la limpieza de su cuarto, una mujer negra de unos 50 años, voz ronca de cantante de hospel, con un sobresaliente culo y una bonita sonrisa que dejaba al descubierto su diente de oro. Resultó que se enteraron que su cumpleaño estaba por llegar, así que le compraron una bonita y simple pulsera, la metieron en un sobre y cuando llegó el día de cumplir los 51 se lo dejaron en un sobre con su nombre, Okwanda. La mujer llegó para hacer la faena mientras ellos estaban en la habitación, así que salieron de ella pero habiendo dejado el sobre colocado encima de una cama. Mientras limpiaba la señora como cualquier día de su vida, como siempre ha hecho desde hace décadas, manteniendo siempre esa sonrisa mostrando su brillante diente a pesar del duro trabajo mal pagado, pero necesario para alimentar a su familia, se encontró ese sobre con su nombre “Okwuanda”. Lo cogió y lo estudió durante unos segundos, algo había en su interior, salió de la habitación dirigiéndose a Silas y Miguel, “¿Esto qué es?”-“Es un regalo por tu cumpleaños, Okwanda, por haberte portado bien con nosotros”. Abrió el sobre, observo la pulsera detenidamente. La sonrisa se le esfumó de la cara y repentinamente se metió de nuevo en la habitación. Llorando como una niñaMiguel y Silas se miraron con cara de extrañeza. Desde la puerta preguntó Miguel, “¿Es que no te ha gustado?”. Okwanda no respondía, así que se animó a entrar. Estaba sentada en la cama, llorando como una niña de 5 años. Miró a Miguel con los ojos enlagrimados, mostrando su habitual sonrisa con su diente de oro…

Hay muchas veces que nos creemos ser buenos por tener buenos pensamientos en nuestra cabeza, pero la mayoría de ellos se quedan en el interior, sin llegar a ser transformados en actos. Los pensamientos son invisibles, los actos no. Deja que los demás los vean, sólo de ti depende. Te lo agradecerán, te lo agradecerás.

4 comentarios en “Okwanda, Lágrimas negras

  1. mercedes chilla

    HOLA BRUNO!!!! SOY MEME. LE HE DEJADO A TU MAMI EL ENCARGO PERO YA QUE HE VISTO ESTA OPORTUNIDAD TE LO DIGO DIRECTAMENTE: ME HA EMOCIONADO LAS LAGRIMAS NEGRAS. ES PRECIOSO Y PODEIS ESTAR SUPER ORGULLOSOS DE HACER UN POQUITO FELICES A LAS PERSONAS QUE OS VAYAIS ENCONTRANDO POR EL “CAMINO”. COMO BIEN DICES, CUALQUIER MINIMO DETALLE NUNCA SE SABE EL EFECTO QUE VA A HACER EN LAS PERSONAS.
    SABES QUE? QUE AL FINAL SOLO NOS VAMOS A LLEVAR LA FELICIDAD QUE HAYAMOS PODIDO DIFUNDIR A NUESTRO ALREDEDOR.
    ENHORABUENA POR TUS EXITOS Y NO CAMBIES NUNCA. UN BESO MUY FUERTE Y TE DESEO TODO LO MEJOR.

    Me gusta

  2. M. Elena Arias Mayenco

    primo llegas al profundo del corazon soy una gran lectora y hace tiempo que solo leo en italiano para mejorar siempre el idioma, leerte me encanta porque; uno,eres un gran escritor describes cada momento como si lo vieramos pasar dos, dos porque se aprende mucho de tus experiencias en lugares lejanos que nos acercas a cada una de nuestras casas! tres porque estoy orgulla de tener un primo como tu! un besillo M.Elena

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s