Un día como Representante

Con esto de escribir estoy empezando a recibir mensajes con muy malas ideas de antiguos compañeros, “Bruno cuenta aquello que nos pasó aquel día, Bruno cuenta lo de ese entrenador…”. Así que alguna anécdota contaré. Ahí voy con una buena.

Presentación con Buriram
Presentación con Buriram

El final de mi experiencia en Tailandia fue un cúmulo de locuras tras locuras. El presidente de mi equipo era un tipo que se mueve por impulsos. Alinea, ficha y echa a los jugadores que el quiera, me tocó estar en el último grupo a los 6 meses de haber llegado. Las decisiones del entrenador se las pasa por el forro, el entrenador es un pintao.

A mi y algún compañero extranjero más nos quiso echar al acabar la liga, habiéndola ganado. Para que un extranjero nuevo entre tiene que salir otro por el limite en el cupo extranjeros, los movimientos de jugadores le encanta al presidente y al director deportivo más que se lo lleva calentito en comisiones. Después de varias semanas aguantando el tirón en una situación difícil en la que no me dejaban entrenar, con la familia lejos, mi hijo recién nacido… llegué a un acuerdo yo mismo con el club tras duros días de negociaciones, el representante que me trajo desapareció por arte de magia, así que por obligación hice de mi propio representante. Para dejar todo bien atado antes de volver a España decidí irme unos días a la capital, a Bangkok.

Cena despedida Tailandia con David Prieto
Cena despedida Tailandia con David Prieto

Estando en Bangkok en el hotel, David Prieto me escribe:. “Bruno, voy a Bangkok que ficho por el Army United, me quedo en el hotel Pullman unos días”. ¡¡Estoy aquí yo también!!. ¡¡Qué casualidad!!. David es un jugador que ha pasado por el Sevilla, Xerez CD., Tenerife… coincidí con él en el Sevilla Atlético y en el Xerez, pedazo de tío, me llevo genial con él. Así que mis últimos días en Tailandia los compartiría con él mientras acababa de solucionar las desigualdades con el club, me vendría de lujo para quitarme el mal trago del despido. David iba y venía de los entrenamientos al hotel, yo lo mismo pero de un banco, de la embajada española o de las oficinas del club para ultimar los trámites. A la semana me dijo: “Bruno llevo una semana entrenando y todavía no me han firmado el contrato, mañana como no lo tenga firmado no entreno más. “¿Puedes venir conmigo para hablar con el director deportivo? Haces de mi representante”. Su inglés era pésimo, el mío algo mejor que el pésimo. Vengo de hacer de mi propio representante, ¿Por qué no del de David?.

Oficina
Oficina
Apretón de manos
Apretón de manos

Una vez llegado al estadio donde entrenaban, David y yo solicitamos hablar con el director deportivo, Em, un tailandés sonriente con cara de no haber roto un plato, bien trajeado, pelo engominado y con un reloj más grande que él, digno para ponerlo en alguna pared de la casa. Entramos en la oficina en la que iba a ser mi segunda negociación en mi nuevo papel de representante, nos sentamos frente a él. Nada más sentarnos lo podía oler, olor a guerra. “Mira Bruno, ha surgido un problema…”. Lo sabía, la guerra ha empezado. “…teníamos pensado echar a dos jugadores pero ha surgido un problema, no los podemos echar y David no puede firmar”. Al acabar estas palabras me muestra su característica sonrisa como dando por zanjada la reunión, te estás equivocando si crees que esto ha acabado, me digo a mi mismo. Aguanto unos segundos con la sangre caliente antes de dicírselo de la mejor manera a David y con ganas de coger al personajillo que tengo delante por el cuello. Se lo digo a David, se pone de pie de un salto,  David se transforma del niño bueno que es en una persona que no te querrías encontrar por la calle, las venas le salen del cuello, los ojos se le ponen rojos, la espalda se ensancha, creo que la camisa le va a estallar, los puños los mantiene cerrados con todas sus fuerzas con los nudillos sobresaliéndoles. David grita, coge su contrato y lo lanza al aire, papeles y sillas volando,  si Em entendiera lo que David está diciendo creo que se desmallaría del miedo. La sonrisilla de Em desaparece, le veo que en su mente está buscando una salida de escape, así que le pongo una mano en el hombro para que se de cuenta que de ahí no se va a mover, me mira con ojos de terror, tiene a Hulk en pleno apogeo delante suya y a su representante aprisionándole. Después de que Hulk se ensañara con el mobiliario de la oficina, es la hora de hacer mi trabajo de repre. “Vamos a ver Em, ¿no hay manera de que David pueda firmar?”. -“No, imposible, no hay fichas libres Bruno”.- Le creo porque un tío en esa situación es difícil que mienta, la muerte cercana hace decir la verdad. Busco una salida digna para David o Hulk, lo que sea en ese momento. Le aprieto un poco más fuerte el hombro mientras le digo –“Ok, esto es lo que vamos a hacer, vas a pagarle a David 5000 dólares, vas a comprarle el billete de vuelta a España y vas a pagarle las noches de hotel hasta que se vaya”.- “Bruno, eso es mucho dinero, ahora mismo no lo tengo”– Aprieto un poco más fuerte, miro a Hulk mientras sigue dando volteretas por la oficina y miro a Em.- “Esto no es una negociación, es lo que hay”.  Hace una llamada para ver si tiene disponible el dinero. Me promete que cumplirá  lo negociado, le creo de nuevo, nos damos las manos, se la noto algo sudorosa. Hablo con Hulk para que se tranquilice y vuelva a su estado humano.

El coche personal de Em nos deja en el hotel mientras esperamos en el hall hablando de mi primer día de representante y planeamos el ataque a la oficina de Em en caso de que éste no se presente con el dinero para David. A la media hora, lo vemos llegar con un sobre, se lo entrega a David y nos despedimos dándonos la mano de nuevo, haciendo las paces. Me da la sensación de que no volverá a negociar conmigo más.

Representante
Representante

6 comentarios en “Un día como Representante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s