A veces pienso

A veces pienso y admiro a aquellos que llegaron pese a esa lucha constante en contra de las adversidades que sus vidas les presentaba o los que no valían mucho para algunos sabiondos críticos, los que todavía la gente cuando les ve jugar en televisión comentan: “Bruno cuando era juvenil no jugaba de titular en su equipo, había muchos mejores jugadores que él”. Creyeron en ellos mismo y por sus cojones lo consiguieron, siendo el sacrificio y el esfuerzo el medio que les ha llevado al éxito. 

A veces pienso en aquellos, a los que respeto y compadezco, que pudieron vivir de esto y lo desaprovecharon, los que optaron por otro camino cuando realmente tenían más cualidades que algunos de los que han llegado, bien porque la pelea contra los difíciles años de la adolescencia les ganó, porque entrenar no les gustaba, porque un entrenador les quitó las ganas de luchar o simplemente porque optaron por otra vida totalmente diferente distante a este mundo pero que realmente les llenaba más. De los que seguiremos comentando: “A Bruno le vi hacer cosas que no había visto dentro de una campo de fútbol”.

 A veces pienso en aquellos personajes surrealistas con ese innato talento que no les supuso esfuerzo alguno llegar, nacieron con esa magia en los pies haciendo que la pelota cumpliera todas las órdenes con la varita de su imaginación de manera obediente. Los que hacen cosas imposibles en un mundo en el que sólo algunos saben que todo es posible.

Y muchas veces pienso en aquellos que no pudieron disfrutarlo, aquellos que lo intentaron con todas sus ganas siendo el mayor sueño de sus vidas, aquellos que soñaban con jugar en un estadio repleto de gente coreando su nombre, aquellos que sus pesadillas eran que la pelota por mucho que chutaban a portería siempre daban en los postes, una y otra vez sin conseguir que entrara la pelotita. Me refiero a los que las lesiones le privaron de jugar, a los que nacieron con alma de futbolista pero en un cuerpo no apto para ello, con piernas de cristal, con rodillas y tobillos de mentira, o a los que alguna maldita entrada le rompió algún ligamento o hueso que no volvió a ser el mismo sin darle tregua a volver a intentarlo. Aquellos que en la actualidad lo pasan mal perdiendo incluso jugando al parchís con sus hijos porque su cuerpo le pide competir, los que se cabrean con sus amigos porque juegan a divertirse en el partido del lunes que sirve para sudar todo lo comido y bebido durante el fin de semana. De los que se comentan: “Si a Bruno le hubieran respetado las lesiones estaría dando espectáculo en algún buen equipo de 1ª división, valía para eso, su vida era eso”.

 En la mente de cada uno de ellos he estado alojado en alguna etapa de mi vida e incluso de vez en cuando lo hago para charlar un poco con ellos sintiendo una gran empatía y compartiendo sentimientos con cada uno de ellos. Hay momentos que, imaginariamente, hablo individualmente con alguno de ellos, otras nos juntamos todos y se producen charlas interminables en las que hablamos y hablamos de fútbol, de valores de la vida, de la familia y los amigos. Discusiones acaloradas entre unos y otros que nunca llegan a  buen puerto pero que sacan a la luz diferentes puntos de vista de los cuales de cada uno de ellos se extrae algo valioso. Estos personajes saltan de mi imaginación a la vida real y los identifico en personas de mi entorno.

 A veces pienso y tengo muy presente la suerte que tengo de poder disfrutar de este deporte, de este estilo de vida, de todo lo bueno que le rodea, de lo que te enseña lo malo (que también lo hay, y mucho), de las aventuras que me ha hecho experimentar y que pienso seguir haciendo, de las personas que he conocido, de los amigos que me llevo, de la vida sana que me ha dado. A veces me pregunto si realmente he aprovechado todo esto como debería, si lo he exprimido al máximo, creo que no, pero aún me queda camino para poder hacerlo.

Simao, Silas, Javi, Nico y yo

 

Un comentario en “A veces pienso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s