Gracias Fútbol (by Paco Gallardo)

 

 

Presento a Paco Gallardo, de las personas que agradezco enormemente al fútbol por haberme cruzado con ellas. Jugó en el Sevilla, Getafe, Real Murcia, Deportivo, Huesca y en DVTK del que te hablará. Chistoso, solitario, humilde, buena gente, amante del fútbol…Te dejo con él.

Gracias Bruno por tu blog, en tan sólo tus dos primeras líneas me siento identificado: “Diario de un futbolista: Soy futbolista profesional y llevo varios años recorriendo el mundo disfrutando de lo que más me gusta: jugar al fútbol”. Ya soy ex-futbolista pero tus palabras evocan muchos de mis recuerdos y no quiero dejar pasar esta oportunidad sin contar, desde una perspectiva singular, una de mis vivencias: mi primera experiencia fuera de España, concretamente en el DVTK, Miskolc, Hungría. Hace un par de años de todo ello pero está grabado en mí, tan fresco como si lo hubiese vivido ayer mismo.

Paco Gallardo

Recuerdo la inquieta espera en Barajas con la incertidumbre que alberga mudarte a un nuevo país, 2.700 kms de distancia…, dudas, motivación, un reto y una idea muy clara: el intenso deseo de seguir haciendo aquello que me apasiona desde niño, jugar al fútbol.

Embarque, vuelo tranquilo y llegada a destino… aterrizaje y toda una experiencia, única, difícil de describir en unas líneas, increíble e inolvidable.

Me esperaban en el aeropuerto, amables gestos y serias dificultades para entendernos. El húngaro imposible, así que sólo quedaba la voluntad de ambas partes para comunicarnos en inglés: el mío… una mezcla de andaluz- indio-inglés y el suyo… quiero pensar que una mezcla de húngaro, inglés y tal vez el acento propio de la zona.

Descubrimiento 1.- La riqueza de la lengua inglesa… y nuestra asombrosa capacidad para personalizarla. Anécdota 1.: tuvo lugar mi primera conversación jamás entendida… allí estaba yo… montado en un coche con dos personas que acababa de conocer, un paisaje totalmente diferente a lo acostumbrado en España, intentando contestar a todo lo que me preguntaban, sin entender absolutamente nada. Os podéis imaginar mi cara… sus caras y todo lo que pasaba por mi cabeza. La tarea se complicaba pero las sonrisas aliviaban las lagunas y los silencios. Una antesala no muy alentadora, no sería fácil… la barrera del idioma, las diferencias culturales, la necesidad de una integración fluida y pronta… pero frente a todo esto mi ilusión.

Luque (Jose Juán Luque) precedió mi llegada a Miskolc,Paco y Luque el gran ídolo de la afición, el capitán, no podía tener mejor anfitrión en mi nueva ciudad y mi nuevo equipo. Sin embargo, aún tuve días en los que pensaba si habría hecho bien tomando aquella decisión y desechando ofertas muy golosas en otras parcelas del fútbol. Costumbres muy diferentes, el ritmo de vida marcado por el sol, el amanecer antes de las 6:00 h.

Descubrimiento 2.: Vivir fuera fomenta la creatividad… Anécdota 2.: ni una sola persiana en toda la casa lo que me llevo a descubrir los múltiples usos de un colchón. Necesitaba descansar, los rayos de sol me deslumbraban y despertaban literalmente a esa hora, 6:00. Solución rápida: tapar las ventanas. Medios disponibles para ello: un colchón, había q ser muy práctico….eficacia y economía de los recursos. A las 16:00 h. era noche cerrada y a las 19:00 h. tras la cena, me dirigía hacia la cama. Y que decir del clima… antes de salir de casa una mirada por la ventana para ver el tiempo, el frío me helaba en cada entrenamiento…

Descubrimiento 3.: La ley de MurphyPaco Gallardo y el frio fue idea de Aitor Ocio…. Anécdota 3.: Durante mi etapa en el Sevilla coincidí con Aitor Ocio, yo solía machacarlo con el frío de Bilbao y el clima de Sevilla, él siempre me decía: “al final… acabarás en un sitio de mucho frío por bocas…” Me acordaba mucho, pero mucho de sus palabras, allí estaba el sevillanito con una temperatura media durante el invierno que podía ser aproximadamente de 1ºC).

Las comodidades de las que se disfruta en la Liga BBVA en España dieron paso a la austeridad. Se reflejaba en las instalaciones, medios materiales, personales, organización etc. Me tocaba limpiarme las botas, una sola camiseta para todo el partido, llevar mi ropa, situaciones inconcebibles en España pero en definitiva era el rigor y la sencillez de la ciudad llevado al terreno de juego; un club formado por todos con una AFICION ENORME que brilla al nivel de las grandes aficiones de cualquier equipo del mundo.

Descubrimiento 4.: Formas distintas de mostrar el sentimiento hacia un club Anécdota 4.: una de las veces que llegué al campo vi a decenas de familias, cada una con su lata de pintura y brocha en mano pintando una parte del estadio. Me quedé boquiabierto, no daba crédito, sorprendido al principio pensé incluso que podría tratarse de alguna sanción… pero no… simplemente los aficionados colaboraban con el club, sintiéndolo como parte de ellos. En ese momento empecé a entender que mi decisión fue acertada y no me había equivocado al ir al DVTK, quería empezar a sentirlo de la misma forma que su afición, quería que formase parte de mi y formar parte de ellos.

Las dudas se disiparon. La rutina se volvió emocionante, resurgieron sensaciones olvidadas. Era impensable, nunca pude imaginar que disfrutaría de aquella manera. Paco y aficiónEl fútbol me ha dado lo que soy y Miskolc y el DVTK el gran placer de vivir nuevamente lo mejor de esta profesión, el cariño y el calor de las personas. El fútbol infinito pero más allá del deporte están las personas que lo engrandecen y ellos lo hacen. Un estadio con capacidad para algo más de diez mil aficionados que vibraba desde antes del saque inicial hasta horas después del pitido final; una ciudad con ganas de más que te envuelve y que fueron creando en mi un vinculo especial y un cariño inmenso. El fervor y la devoción de los fans (así llaman a los aficionados en Miskolc) no tardaron en ser recíprocos. Antes de mi debut me explicaron que al finalizar el partido el equipo daba una vuelta al estadio saludando a la afición y tras finalizar todos los jugadores unidos cantábamos con los fans, sinceramente no entendí la razón. Llegó el debut y con él mi primera ocasión de experimentar esa “vuelta al ruedo”… Indescriptible, la grada se volcaba con los jugadores, no había visto algo semejante nunca… y me dejé llevar…

Descubrimiento 5.: Agujetas nuevas, no hace falta ir al gym para hacer hombros. Anécdota 5.: a mitad del recorrido y tras dar la mano a cada uno de los aficionados comencé a notar un intenso dolor en mi hombro, no era normal. Luque se percató, se le escapaba la risa y me dio un consejo vital aunque algo tardío: “no aprietes la mano sólo chócala”. fansPagué la novatada: tenía tanto dolor en el hombro que no pude ni ponerme desodorante ese día, no podía levantar la mano. Bueno y que decir de verme cantando con ellos sin saberme las letras ni entenderlas pero increíblemente emocionado por lo que estaba viviendo. Terminé conociendo todos los cánticos… ¡¡¡en Húngaro!!!. Esa vuelta se convirtió en un momento ansiado, deseado para mi, era el momento de mayor unión con la afición, sus reacciones, su satisfacción, la felicidad en la cara de los niños, de los fans en general, al sentir la cercanía de sus jugadores fueron calándome. Bastaba un gesto para sacar una sonrisa, eso me hizo ver que podía darles mucho, que el fútbol es muy grande y yo muy afortunado. Tener la posibilidad de transmitir a los fans cariño y momentos de alegría no tiene precio para mí y es por lo que me he considerado siempre un privilegiado.

Quienes venían a visitarme coincidían en preguntarse y preguntarme, qué hacía allí. La respuesta la encontraban cuando veían que estaba reviviendo el fútbol en todo su esplendor. El calor y el apoyo de la afición me unieron a la ciudad y al club.

Descubrimiento 6.: El tiempo es relativo… y refranero español muy sabio: del dicho al hecho hay un trecho. Anécdota 6.: “Mamá vuelvo en quince minutos voy a comprar fruta antes de que se haga más tarde”… Así a las 11:00 h. dejaba a medias una conversación vía Skype con mi madre para ir a un mercado típico de la ciudad. Se encontraba muy cerca de casa pero nunca había ido. Al regresar me senté de nuevo frente al ordenador y mi madre desencajada me gritaba: “¡¡¡¡He estado a punto de llamar a la embajada para que te buscasen!!!!”. Cuando retomé la conversación con ella habían transcurrido cuatro horas y media!!!. Lo que ocurrió en esas horas fue de locos. Entré al mercado y el revuelo fue impresionante. En todos los puestos había aficionados del DVTK, todos querían fotos y autógrafos, todos querían ofrecerme y regalarme sus mejores productos, nadie quería dejarme pasar sin mostrar de una forma u otra su afecto y admiración. Sentí que debía corresponderles, y de nuevo me dejé llevar por su entusiasmo, así volaron aquellos quince minutos….y llegué a casa de nuevo con agujetas, eso si esta vez por llevar las manos repletas con todo lo que me ofrecieron.

Ha pasado algo de tiempo y sigo sin encontrar palabras para agradecer a Miskolc, a la afición y al DVTK todo lo que vino tras aquellas primeras dudas. Aquella pequeña ciudad de unos 160.000 habitantes me brindó la oportunidad de volver a disfrutar del fútbol al máximo.

Tuve que decir adiós y fue uno de los momentos más tristes de mi carrera. Una decisión difícil, no quería dejar atrás aquel frío que me helaba en el entreno, no quería dejar de sentir la intensidad del estadio al saltar al campo con la camiseta del DVTK, ni la ciudad, ni su gente, ni las calles… No quería irme; dejaba una asignatura pendiente: conseguir un título que brindar a la afición.

He vivido momentos irrepetibles, ha sido la experiencia más enriquecedora de mi trayectoria, aprendí a convivir con las diferencias y a enriquecerme con ellas. Me adapté con la firme intención de empaparme de su cultura, me integré en la medida que me permitían mis posibilidades, y si hoy tengo que dar un consejo a aquéllos que dudan sobre si salir fuera o no mi opinión está clara: SI, rotundo. Te cambia, creces, ganas, lo mires desde donde lo mires siempre te aporta.

Descubrimiento 7.: El fútbol nunca deja de sorprenderte. No tiene medida, es intenso, te impacta, te enseña, te define y te permite vivir experiencias únicas. Mi eterno agradecimiento al fútbol por haberme puesto ahí.

Paco Gallardo

 

4 comentarios en “Gracias Fútbol (by Paco Gallardo)

  1. Emiliano

    Emocionante Paco!! Tuve la oportunidad de conocerte y eres grande!
    Muy buenas palabras, salir de casa, de tu ciudad y de todo lo que cuentas, te da mucho.
    Abrazo grande!
    Emiliano Armenteros

    Me gusta

  2. Pingback: Szeretlek Magyarország

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s